Español   Català   
973 24 55 71
  • A.C. Plagues Urbanes S.L. - Control de plagas
  • A.C. Plagues Urbanes S.L. - Control de plagas

LOS CHINCHES: Vuelve una vieja plaga global

Las empresas de Control de Plagas están constatando la presencia cada vez más numerosa en nuestro país, de una plaga antigua, prácticamente inexistente desde los años 50, y que en la actualidad ha resurgido de forma espectacular en todo el mundo: El chinche de cama. (Cimex lectularius, Orden: Hemiptera, Familia: Cimicidae).

El chinche de cama, es un insecto que pica y succiona la sangre de las personas y otros mamíferos. Su picadura se muy molesta, provocando unos síntomas que varían en función de la sensibilidad de cada persona. Su presencia, estaba asociada anteriormente a una carencia de higiene, tan mismo en la actualidad, nos la podemos encontrar en cualquier lugar donde vivan personas, independientemente de sus condiciones higiénico-sanitarias y de su condición socioeconómica. Las chinches son unas grandes viajeras que normalmente pueden aparecer en nuestras viviendas, hoteles, albergues y otros lugares con un gran movimiento de población, transportadas por el equipaje, ropa, muebles de segunda mano, colchones, etc... desde cualquier lugar.

El chinche es de color marrón, más rojizo desprendido de haber ingerido sangre. En sido adulto tiene unos 5 mm de longitud. Tiene cinco etapas juveniles, conocidas como ninfas, que no dejan de ser versiones en miniatura del estado adulto. Cada etapa ninfal requiere de al menos una ingesta de sangre para mudar a siguiente etapa. El desarrollo ninfal puede durar entre unas 4-8 semanas y en estado de adulto pueden vivir un promedio de entre 6 y 12 meses, dependiendo de la temperatura y de la disponibilidad de alimento fundamentalmente. Se alimentan de sangre durante la noche y pueden sobrevivir largos periodos de tiempos sin alimentarse.

En un principio las infestaciones suelen estar alrededor de la cama, aunque por su gran capacidad de desplazamiento, se pueden esparcir por todas las estancias Son mucho más activas durante la noche, de día se refugian a las grietas, fisuras y rincones más protegidos (zócalos, enchufes, puntos de luz, etc...). Normalmente la primera evidencia de su existencia son las picaduras que presentan las personas (aunque pueden tardar a manifestarse hasta ocho días). También se fácil de observar manchas oscuras de excrementos secos a la cama, sábanas, colchones, zócalos…

Si usted sospecha de la presencia de chinches, en su establecimiento hotelero, residencia o vivienda, hay que actuar con rapidez y contactar con una empresa de Control de plagas urbanas. Asegures que la empresa está inscrita en el Registro Oficial de establecimientos y Servicios Plaguicidas y que sus técnicos dispongan de la titulación y experiencia necesaria que los capacita para desarrollar el trabajo. El control de chinches no es trabajo fácil y precisa de la adopción de una serie de medidas físicas, estructurales, químicas y de manejo (gestión de la ropa, muebles, fundas anti- chinches...) que precisarán de su colaboración.


IGNACIO RIVADULLA
Gestor Control organismos nocivos

Categories

Archives

Tag cloud

No hay etiquetas en el blog